La gran aventura africana

esthertoranzo.jpg               Esther Toranzo es una zamorana de 82 años llena de vitalidad a la que le gusta pasar todos los años unos días de descanso en Asturias, donde repone fuerzas en Solavieya, el centro de encuentros y convivencias que el Opus Dei dirige en Granda. Licenciada en Derecho trabajó primero en Madrid, después durante quince años en Inglaterra hasta que un día decidió trasladarse a África para ayudar en la educación de las mujeres de ese continente. En 1965 se marchó a Nairobi bajo la mano de la fundación Kianda. Participó en la creación de una escuela de secretariado, primer paso de varios proyectos educativos.

Vivió 25 años en África hasta que una enfermedad cardíaca –que se agravaba con los 2.000 metros de altitud Nairobi- la obligó a regresar a España. Ahora reside en Alicante.

En Kenia participó en la creación de varios proyectos. Además del ya mencionado, impulsó una escuela de estudios institucionales a la que seguirían los clubes de alfabetización, escuelas agrarias y clubes de bachilleres. Allí acudían alumnos procedentes de más de 14 países africanos. Con el paso del tiempo se logró crear una Universidad, la Strathmore University.

África dejó en su vida una honda huella. Esto la animó a escribir el libro titulado “En el corazón de África”, un conjunto de recuerdos de su vida en el continente. Más adelante volvió a repetir su experiencia literaria con “Deja que África te hable”. Esta mujer, miembro del Opus Dei, asegura que África conserva valores fundamentales que en el mundo occidental se están perdiendo y piensa que deben recuperarse.

 

Ahora colabora con tesón en un ambicioso proyecto solidario llamado Harambee, que en swahili significa “todos a una”. Se trata de un plan puesto en marcha con motivo de la canonización de Josemaría Escrivá. Busca ayudar a África de una manera diferente. Esther explica que “no se trata de dar dinero, ni medicinas ni comestibles de un modo paternalista, sino preguntando qué proyectos necesitan y consiguiendo un contrato para llevarlos a cabo, subvencionándolos cuando están terminados, con facturas y todas las cuentas claras”. Ya se ha puesto en marcha en más de treinta proyectos en 14 países.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.